Out of the Furnace (2013)

out_of_the_furnace_poster

Una película que contiene grandes actuaciones, pero que de alguna manera no logra igualar su calidad.

En una zona económicamente muy maltratada, dos hermanos sobrellevan la vida de maneras muy diferentes. El mayor (Bale) vive para su pareja, su padre enfermo y para saldar las deudas del menor (Affleck), un tipo que aún trata de sobrevivir a los traumas que la guerra en Irak le ha dejado. Out of the Furnace no está preocupada por el destino, por los hilos que manejan el presente y futuro de las personas, para la cinta lo que los personajes llaman vida es simplemente un conjunto de decisiones para reaccionar a eventos azarosos. El hermano mayor, por ejemplo, se ve envuelto en un accidente de tránsito con resultado de muerte y termina en la cárcel. El director no culpa al personaje y tampoco a las víctimas, es simplemente algo que pasa. Y tampoco hace gran alarde del paso por la cárcel. Es que en la cárcel te golpean físicamente, en la vida de afuera sufres golpizas económicas y emocionales. De la misma forma, la única manera que el hermano menor tiene para sobrellevar el trauma es autodestruyéndose, permitir que lo golpeen en peleas callejeras hasta que su orgullo interviene y termina ganando (después de brutales golpes, claro).

Finalmente, cuando Bale sale de la cárcel, Affleck, después de varios otros tours en la guerra, intenta una última pelea para pagar sus deudas y termina metiéndose con la gente equivocada.

OUT OF THE FURNACE

Out of the Furnace no es tanto una historia de venganza, aunque esta es la parte más convencional de la cinta y la más débil, sino un retrato de una clase trabajadora para la que no hay salida más que sobrevivir. Hay una parte en que Bale está en un bar bebiendo una cerveza y en la televisión aparece un político hablando sobre la reelección de Barack Obama. En ese momento puedes prácticamente sentir el escepticismo del director, los personajes y no te queda más que coincidir. Aquí no hay políticos, ni siquiera la policía sirve de algo. El obrero de fábrica, el trabajador, el hombre común, se ve forzado a sobrellevar cualquier vaivén económico como pueda, cualquier tragedia deberá ser llevada con los labios apretados y, pro supuesto, la justicia deberá buscarse con sus propias manos. Incluso a pesar de todo lo que pueda perder.

PS: Qué gran actor es Christian Bale.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s