Juegos de Guerra / War Games (1983)

Un “clásico” de los 80 que aunque parezca anticuado no deja de ser entretenido. 3/5

Antes de volver a ver War Games/Juegos de Guerra poco me acordaba de ella. Recordaba que actuaba Matthew Broderick y que de alguna forma tenía que ver con videojuegos, computadores y la guerra fría. Pero es curioso como funciona la nostalgia. Un día alguien te recuerda una película que viste varias veces en la comodidad de tu casa en los lejanos años 80 y ya no puedes dejar de pensar en ella. ¿Seguirá siendo entretenida? ¿Se verán anticuados los efectos especiales? El veredicto es sí y sí.

War Games cuenta la historia de David, un chico bastante inteligente que tiene especial afinidad con las computadoras. David es un tanto retraído con sus padres, aunque esto se puede deber a que ambos trabajan y él tiene todo el tiempo del mundo para jugar videojuegos y experimentar con las computadoras. En todo caso, David no es tímido en clase ni tampoco con las chicas. Después de hacerse el chistoso con el profesor termina invitando a Jennifer (¡una chica que conduce una motocicleta!) a su habitación cuando ella lo va a dejar a su casa.

Es cuando están en la habitación de David que se desencadena el conflicto que alimenta la película. Entusiasmado por un aviso publicitario de un nuevo videojuego, David realiza una búsqueda al azar con su computadora y módem y encuentra lo que parece ser la computadora de la empresa de software encargada del videojuego. Con ella inicia una partida de “Guerra Termonuclear Global” y, jugando como Rusia, declara como objetivos a Seattle y Las Vegas. Lo que no sabe es que en realidad la computadora con la que se ha comunicado es la nueva encargada del sistema de defensa de los Estados Unidos: WOPR (War Operations Plan Response). Mientras tanto, en la base donde se encuentra ubicada WOPR los generales de la fuerza aérea y demás encargados de seguridad se enfrentan a un escenario que pocos habrían predicho: Rusia ha lanzado un ataque contra Seattle y Las Vegas. Las cosas no escalan demasiado, el ingeniero a cargo de la computadora (todas las computadoras necesitan un babysitter) logra entender lo que ha sucedido y todos se calman. El problema es que nadie le ha avisado a la computadora y ésta seguirá jugando hasta que sólo quede uno, y la información que ella despliegue es la que verán los encargados de los sistemas de seguridad. Estados Unidos podría iniciar una guerra termonuclear por culpa de una computadora defectuosa.

Ally Sheedy y Matthew Broderick métale hackeando
Ally Sheedy y Matthew Broderick métale hackeando

War Games fue estrenada en 1983 y se nota. Los videojuegos populares eran Galaga y Galaxian. El módem que utiliza David es uno de 1200 baudios y su computador un IMSAI 8080. El salón de guerra de NORAD, donde todo el segundo acto es un impresionante set repleto de luces y pantallas gigantes con anticuados gráficos que representan el mapa del mundo. Todo eso además de ver un Matthew Broderick de 20 años. Pero lo que la película pierde en verosimilitud no lo pierde en entretención. El guión de War Games es particularmente eficiente a la hora de introducir a los personajes y el conflicto y una vez establecido éste no pierde tiempo en tonterías, va directo al grano. Eso y el hecho que el tema no pierda vigencia (las computadoras están cada vez más presentes en nuestras vidas) producen un thriller en que las apuestas de los personajes son altas y el resultado de sus acciones puede tener resultados catastróficos para todos. Y todo por una simple llamada telefónica entre computadoras.

Hay otras cosas que con la edad se pueden apreciar en War Games. Por ejemplo, el romance entre David y Jennifer apenas se intuye y la película no pierde tiempo en eso. Incluso no cae en la bajeza de limitar a Jennifer al rol de doncella en peligro. Es más, es ella la que ayuda a David cuando le compra un pasaje en avión y lo va a buscar. Y el guión tampoco intenta ahogarnos con términos técnicos sobre computadoras o defensa. Supongo que la idea era no ahogar al espectador con información que convirtiera a las computadoras en chiches complicados y ajenos, pero es una decisión que tiene sentido desde el punto de vista narrativo y que todavía funciona. No, lo de War Games es sólo entregar la información necesaria para involucrar al espectador y hacer que todo se vea convincente. Es cierto, los gráficos y efectos especiales son de la época, pero el conflicto y el riesgo permanece igual de vigente: las computadoras nos pueden a matar a todos y quizás un poco de sentido común y elemental lógica nos salven de esa.

3/5

Notas, comentarios y SPOILERS:
– Una de las primeras películas de Michael Madsen (Perros de la Calle, Kill Bill).
– Matthew Broderick estaba cabriiiiiito en esos años.
– John Badham también dirigió Fiebre de Sábado por la Noche, Blue Thunder (de un helicóptero que no hace ruido), Stakeout (una comedia de policías) y Cortocircuito (la del robot que hablaba y metía en problemas a su dueño). Actualmente sigue trabajando en TV.

Un comentario en “Juegos de Guerra / War Games (1983)

  1. I’m astonished, I have to tell you. Seldom do I encounter a blog that’s just as educative and enjoyable on web 2.
    0 site, and without a doubt, you have hit the nail on the head.

    This matter is an issue that not enough people are speaking intelligently about.
    It’s cool that I was able to find this while searching for associated topics.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s