Rurouni Kenshin (2012)

Rurouni Kenshin es entretenida, pero le sobran fácilmente 20 minutos, a la vez que suele tomarse muy en serio.

Algunos de ustedes quizás recuerden a Samurai X, bueno, ésta es la adaptación del cine con personas reales. A los que no les suena el nombre, basta decirles que la cinta está basada en un manga que alcanzó popularidad en nuestro país cuando fue adaptado a la tv como anime.

Kenshin, el protagonista, es un samurai que lleva 10 años vagando por Japón ayudando a las personas que lo necesitan (oprimidos, pobres, ya saben, él cabe muy bien en el molde del héroe). En los primeros minutos la cinta explica que Kenshin es bastante especial: en una batalla aniquila a muchos soldados con rápidos movimientos y una imposible habilidad, pero cuando termina el combate renuncia a su espada y se retira sin dañar a nadie. El tipo tiene fuertes principios morales y deja que éstos guíen su camino.

Pero la vida suele jugar a las sorpresas y llega el momento en que Kenshin deberá conjugar su promesa de no volver a matar con la de proteger a los seres queridos que le rodean.

Rurouni-Kenshin-live-action-02

La fotografía produce bellas imágenes y el diseño de producción es eficiente a la hora de transportarnos al Japón del 1800. En todo caso, el mayor acierto de la cinta son los combates de Kenshin. Las escenas de batalla, que lamentablemente no tantas como uno quisiera, son filmadas y protagonizadas con agilidad.  Ya sea enfrentándose a varios enemigos o en un combate singular, las habilidades del personaje son presentadas con energía por la cámara y las coreografías. Kenshin es un sujeto muy hábil con la espada y la película deja que las escenas de combate hablen por sí solas en lugar de aburrirnos con explicaciones sobre los distintos tipos de kenjitsu. Lamentablemente, la emoción de los combates no se replica en el resto de la película. Esto es especialmente cierto en el protagonista, adecuado cuando se trata de combatir o representar al Kenshin más comprometido con la batalla, pero que falla cuando debe dar vida al Kenshin más inocente y jovial.

Cuando digo que no hay suficientes batallas pienso en la sección de la mitad de la película y lo aburrida que puede resultar. Seguro, el director quiere construir lentamente la tensión y las apuestas de los personajes para la confrontación final, pero el ritmo es el que falla, además del desarrollo de los personajes. Kenshin, por ejemplo, es un sujeto peligrosísimo que dejó atrás un pasado muy violento. Se supone que debemos simpatizar con él porque además de ayudar a los más débiles suele tener un carácter más bien dócil y a veces un poco tonto. Es un personaje extraño y que en el papel resulta bastante atractivo, pero que el actor nunca transmite bien. Al final, uno termina esperando que Kenshin sólo se dedique a pelear con su espada porque el personaje resulta más atractivo así que con una profundidad que el actor no es capaz de darle.

Rurouni-Kenshin

Y esos problemas también los sufren los villanos. La cinta espera que temamos a un personaje sólo porque usa una máscara, pero el tipo no hace nada hasta el final de la cinta. De la misma forma, se oculta al verdadero villano durante demasiado tiempo y por mientras nos deja con el empresario aprovechador, drogadicto y bufón, un sujeto no representa una amenaza para nadie, pero que la cinta espera que tomemos en serio de la misma forma que al resto de la cinta.

Puede parecer que es una mala película, pero no es así. Tiene sus defectos, que son varios, pero resulta disfrutable con sus batallas y la conclusión del tercer acto tiene todos los combates que prometió, pero la cinta no emociona mucho por culpa de una historia obvia y personajes que no importan mucho.

Notas, comentarios y SPOILERS:
– Ninguno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s