Senna (2010)

Un documental sobre Ayrton Senna que logra enganchar al espectador sin importar su familiaridad con la Fórmula 1

No había que ser fanático de la Fórmula 1 para tener al menos una vaga idea de quién era Ayrton Senna. Un talentoso piloto brasileño, carismático y atractivo, cargaba con la presión de ser muy querido en su país y tal vez todo un continente. El documental de Asif Kapadia sigue la carrera de Senna desde sus inicios en las carreras de Karting hasta su trágica muerte y lo hace revelando facetas desconocidas del hombre, pero su principal virtud es que arma un documental particularmente efectivo a la involucrar al espectador.

Ayrton Senna era un hombre atractivo, de eso no cabía duda. Cuando ya era exitoso en al Fórmula 1 bellas mujeres siempre estaban a su lado. Pero Senna también era carismático e irradiaba una cualidad poco frecuente en los deportistas de elite: sencillez. El pueblo de su país lo veneraba por sus acciones filantrópicas, por su forma de desenvolverse en la vida pública y en su deporte. A Senna además no le agradaban la política y la influencia del dinero en su deporte y eso lo hacía más atractivo a un pueblo que estaba pasando por una dura situación económica.

Una declaración que refuerza este punto es la que hace casi al final del documental, cuando le preguntan por el rival que más admiraba, Senna tiene que remontarse a su época de piloto de karting, una época en que no se corría por dinero y las intrigas y la política no tenían lugar. Senna nunca tuvo paciencia para la política de la Formula 1, para establecer alianzas o preocuparse de otros temas más que mejorar su técnica y correr cada vez más rápido. Nunca las aceptó en el deporte, aunque al final sí aprendió a convivir con ellas. Quizás por eso Senna era extremadamente dedicado a su deporte. Nunca dejó de lado a su familia o su país, pero su dedicación al deporte llegaba a niveles casi sobrenaturales. Ayrton siempre tenía que correr más rápido, siempre tenía que encontrar la forma de tocar la perfección en la pista. Ese afán mezclado con su impresionante talento lo convirtieron en uno de los pilotos más exitosos y conocidos de la Fórmula 1. Y uno de los más peligrosos.

20130122-140815.jpg

Por supuesto, en toda película (y Senna se parece mucho a una película) tiene que haber un villano, el director lo proporciona por partida doble: Alain Prost y Jean-Marie Balestre. Ambos franceses, el primero era piloto y el segundo el Presidente de la FISA (Federación Internacional de Deportes de Automovilismo). Prost era el némesis de Senna en más de un sentido y juntos animaron diversos campeonatos mundiales y elevaron el rating y las ventas de la Fórmula 1. El segundo parece ser el hombre tras los hilos, el sujeto que maquina las dificultades que tiene que enfrentar Senna a lo largo de su carrera en la fórmula 1.

Pero tal vez declararlos como villanos sea algo exagerado. Si bien Prost llegó a declarar que Senna era un peligro para los demás pilotos entre ambos siempre hubo una relación de respeto. De hecho, Prost es fideicomisario de la Fundación Ayrton Senna y estuvo presente en su funeral. Así que la chapa de villano no es tal, pero Prost efectivamente es el némesis de Senna durante el tiempo que compartieron pista.

Narrativamente, el documental deja de lado a las cabezas parlantes y concentra todo el documental en las imágenes de archivo. No hay registro visual de las entrevistas a los testigos, todo lo que ellos declaran lo escuchamos en off mientras pasan por la pantalla las imágenes de la época. Familiares, colegas, competidores y testigos declaran sobre la vida de Senna, pero nunca les vemos las caras lo que efectivamente plantea el protagonismo directamente sobre Senna.

Quizás el mayor logro de Senna, además de entregar un retrato cautivador de su sujeto, es que no es necesario ser fanático ni seguidor de la fórmula 1 para apreciarlo. Senna proporciona momentos emotivos y dramáticos por igual y es lo suficientemente entretenido para cualquiera que no haya seguido la Fórmula 1 durante esos años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s