Una Aventura Extraordinaria / Life of Pi (2012)

Ang Lee firma una cinta épica que emociona y asombra en iguales cantidades.

Una Aventura Extraordinaria o Life of Pi, como prefiero llamarla, es una película dirigida por un taiwanés que cuenta la historia de un hombre indio a su vez contando su historia, una asombrosa historia, a un atribulado escritor canadiense. Esta multinacionalidad está delante y detrás de las cámaras y posiblemente es responsable de que la cinta haya sido posible y de su calidad. Life of Pi no es sólo una maravilla de ver, una deliciosa golosina para los ojos, aunque mucho de eso tiene, sino una historia muy bien contada a pesar de todas las dificultades que tiene en su contra, lo que la asemeja mucho a la historia que está contando.

Esta es la historia de Pi y su imposible aventura en alta mar, pero antes de llegar a eso pasamos cerca de 40 minutos conociendo y entendiendo a Pi, un chico que ha crecido en la comodidad de Pondicherry, una ciudad que pertenecía al imperio colonial francés, donde su padre es dueño de un zoológico. Estas escenas nunca se sienten aburridas, aunque en ellas abunden una serie de superficiales preguntas espirituales. Verán, Pi es un chico inquisitivo y al mismo tiempo que absorbe las lecciones seculares de su padre aprende de la sensibilidad de su madre y a la vez explora conceptos esenciales de las tres grandes religiones del mundo. Ese afán de búsqueda y de exploración espiritual caracteriza a Pi y lo beneficia en muchos aspectos, desde su educación en un colegio y el zoológico hasta el primer amor de su juventud. Sin embargo, las dificultades económicas de su padre obligan a la familia a tomar un transatlántico para llegar a Canadá y allá vender los animales del zoológico y con ello restablecerse. Es en la mitad de ese viaje que una poderosa y terrorífica tormenta deja a Pi flotando a la deriva en un bote salvavidas junto a una cebra, un orangután, una hiena y Richard Parker. Y eso es sólo el comienzo.

Life of Pi es quizás el mejor testamento a la habilidad y talento de su director. Aquí están los temas de identidad, los cuestionamientos espirituales, la superviviencia y la búsqueda constante del destino, como también su natural habilidad para los encuadres, colores y secuencias poéticas. Life of Pi vive esa dualidad sin problemas, en ella hay drama y también espectáculo visual, una mezcla improbable que Ang Lee ha dedicado su carrera a forjar en sus filmes. Un popular ejemplo anterior de esta búsqueda es El Tigre y el Dragón.

Pero Life of Pi no es sólo imágenes bellas y diálogos cargados a la espiritualidad. Para que una cinta así funcione tiene que haber ritmo y sorpresas. La estructura de la película puede que haga las cosas más difíciles, pero el hecho de que sepamos el final no le quita emoción ni interés a la travesía. Ang Lee sabe que tiene que mantenernos interesados en un chico, una balsa y el tigre que lo acompaña y una muestra de la habilidad del director para contar historias que aunque sepamos desde el comienzo el desenlace de la película todavía pueda hacernos sentir horror o tensión con los acontecimientos del viaje de Pi.

Miau
Miau

Pi está interpretado por un chico sin entrenamiento actoral previo y para sorpresa de nosotros lo hace muy bien. Quizás gran responsabilidad en esto le cabe a Ang Lee, que siempre se ha destacado por ser un gran director de actores, pero en Suraj Sharma también hay talento. No es fácil sostener gran parte de película (y el interés del espectador) solo en una balsa y actuando frente a un tigre que no está ahí. Pero el chico lo logra muy bien.

El otro pilar interpretativo de la cinta es Richard Parker. Si bien en varias escenas se utilizaron tigres reales (ya estamos en el futuro que algunos soñaron años atrás, ese en que nos asombramos cuando se utilizan seres u objetos reales en oposición a los hechos de efectos visuales) es testimonio a la pericia y talento de los artistas digitales y a la visión de Ang Lee que las transiciones de un tigre real a un digital sean tan fluidas e imperceptibles. El tigre se mueve con naturalidad y nunca pierde su verosimilitud, incluso cuando está mojado. Además, y creo que esto es parte importante de la calidad de la película, nunca se reduce al personaje a una versión antropomorfizada del animal. Ang Lee le niega características humanas a Richard Parker (más allá del nombre) y tampoco lo sentimentaliza (ejemplo: su ultima aparición en la película)

Hay mucha poesía hecha imagen en Life of Pi y nunca aburre, pero también hay una rica textura de sentimientos que la recorre. Sería fácil reducir Life of Pi a sus bellas imágenes, pero sería injusto. De la misma forma, sería una injusticia quedarse con las lecciones espirituales que la película explora superficialmente e interpretarlas como sensiblería. Si bien hay mucho simbolismo a lo largo de toda la cinta y especialmente al inicio, nada de estos e siente particularmente forzado. Tampoco hay grandes momentos dramáticos remarcados con música ad-hoc que prácticamente exige al espectador sentir algo. Puede ser que algunas secuencias estén demás (a veces su lucha con Richard Parker o la balsa puede sentirse repetitiva), así como un par de malas decisiones en el guión (la valiosa lección que Pi aprende de su padre lo hace ver como un niño temperamental y descuidado en lugar del ávido chico inquisitivo que realmente es), pero son meros detalles que jamás opacan la calidad de la cinta.

Life of Pi es una buena película, una aventura entretenidisíma y sensible, una historia de valor, sacrificio, pérdida y esperanza que prueba ser una película espectacular en lo visual, además de inteligente y con alma.

Notas, comentarios y SPOILERS:
– No suelo ver películas en 3D, así que la versión que vi es en el viejo y confiable 2D. Aún así la cinta produce imágenes asombrosas y en ningún caso debería considerarse el 3D como esencial. A menos que te guste el 3D.
– La cinta tiene un componente religioso. En realidad no, no es la religión sino la fe. Lo que la cinta recalca es que cualquiera sea tu religión lo importante es la fe. Puede ser algo relevante para ustedes, pero para mi no lo fue. Lo que quiero decir es que puede que le hayan advertido que la cinta es “religiosa”. No lo es. Lo importante es la aventura y la historia de Pi.
– Habiendo dicho eso, hay que felicitar al director por tomar una obra tan cargada de filosofía y convertirla en un film entretenido y maravilloso, una colorida historia que emociona.

Un comentario en “Una Aventura Extraordinaria / Life of Pi (2012)

  1. ¡Hola! Esta debe ser una de las películas más completas del 2012, y definitivamente mi preferida para los Oscars.

    La historia es más que interesante por los planteos filosóficos y humanos que levanta, y porque mantiene tanto suspenso como la icónica “Náufrago” (de Robert Zemckis)

    Es un relato intenso y maravilloso, contado de forma brillante y con momentos épicos que, seguramente, convertirán a “Una vida extraordinaria” en un gran clásico.

    Redacté una nota completa de la película en mi página. Los invito a visitarla para comentar:

    Crítica “Life of Pi”: http://on.fb.me/WMC52N

    Saludos!

    Luciano // Seguime en: https://www.facebook.com/sivoriluciano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s