Los 80 – Loco No Estoy T05E10 (2012)

Juan no está loco, pero igual nomás tiene que ir al siquiatra y no le gusta lo ve ahí. La serie trata de sacar risas de la sala de espera, pero lo único que hace es reforzar las ideas de Juan de que en realidad no debería estar ahí, después de todo, el siquiatra sirve para tratar a los loquitos, ¿no?. La conversación con el siquiatra tampoco ayuda mucho y los creadores no le sacan provecho. Quizás no vuelvan a este escenario, quizás el pragmático de Juan realmente no necesite la ayuda de un siquiatra y en los próximos capítulos y temporadas decidan olvidarse de este episodio, pero esto va en contra de toda la idea de Los 80 como serie: todo lo que era sencillo en el pasado ahora deja de serlo. Además, a Juan no le haría nada de mal entender qué diablos está pasando en su casa. En todo caso, Juan está dispuesto a seguir adelante y para eso ya tiene planes de empezar un nuevo negocio. No le resulta fácil enlistar a su amigo Ezequiel, pero finalmente lo convence, después de todo, ¿qué mejor que trabajar con un amigo?

Juan insane in the brain

Pero por mucho que los creadores hayan decidido darle un respiro con las desgracias a Juan, el capítulo pertenece a Félix. Es más, creo que con todo lo que vimos este episodio es casi tan bueno como aquél en que se emborrachó, pero me estoy adelantando.

Al comienzo Félix está planeando la fiesta de cumpleaños (cumple 15) y ya siente la presión de sus amigos por crecer, que es el conflicto que ha tenido Félix durante toda esta temporada, nada menos que la transición de niño a joven. Los amigos le advierten que si no hay “copete” en la fiesta va a ser un fracaso. Félix, entonces, buscará convencer a Juan para que éste a su vez hable con Ana para que les permita tener alcohol en la fiesta (Félix sabe cómo funcionan las cosas en la casa: manda la mamá). Esto da pie para unas escenas muy chistosas y que demuestran las fortalezas de esta serie. Félix trata de convencer a Juan delante de Martín y Claudia y es la química que hay en los intercambios entre los 4 actores lo que realmente vende la escena. Son situaciones como ésta las que te recuerdan que estos personajes no pasan mucho tiempo juntos, como un síntoma de lo que viviríamos en la década siguiente, la familia apenas si se reúne para tomar once. Pero no se quedan ahí, porque después está Juan y Martín conversando sobre el ponche y, a pesar de que Félix está presente, lo ignoran y hablan como si sólo ellos dos estuvieran presentes. Félix trata de entrar al diálogo, pero su padre y su hermano lo ignoran a propósito hasta que finalmente reconocen su presencia en una suerte de metáfora sobre su aceptación al pequeño grupo de hombres que conforman el clan Herrera.

Años más tarde, Sybilla disfrutaría de las películas de Cameron Crowe.

Pero si esa parte era dulce, lo que viene después no puede sino dejar un sabor amargo. Félix, una vez que comienza la fiesta, nunca es capaz de advertir que su amigo Bruno lo está pasando mal, que sus nuevos amigos son matones y no tienen problemas en burlarse de Sybilla y que ésta se aburre a pesar de asistir sólo para verlo a él. De hecho, justo cuando Sybilla iba a entregarle su regalo llega Camila y Félix sólo tiene ojos para la recién llegada. Sybilla decide irse tras un largo rato esperando en el sillón a que Félix deje de bailar con Camila y Félix apenas es despide de ella. Por suerte recapacita, aunque demasiado tarde. Sybilla se va, no sin antes entregarle el regalo y decirle que el Félix de la fiesta no es el que ella conoce (y el que le gusta). El regalo es, por supuesto, la foto que le había tomado horas antes.

Por último, Claudia logra robarle el episodio a Félix con un comportamiento bastante extraño. Al principio, en algo que ya viene siendo costumbre, rechaza la ayuda de una Ana que trata y trata de acercarse a su hija, pero no puede. Ana, en todo caso, no puede culparse por no intentarlo. De hecho, Ana habla con Néstor y demuestra un verdadero interés por entender a su hija, aunque más adelante comete el error de contarle a Claudia. Pero lo realmente extraño es la escena del baño en la que Claudia parece redescubrirse como mujer.

No estoy seguro de que Los 80 haya entregado una escena cargada de fuerza sexual, intimidad y vulnerabilidad como ésta. Ya les dije que no recuerdo mucho de las temporadas anteriores, pero el sólo hecho de existir en la misma temporada en que Claudia se la pasa llorando y mirando con cara de pena y rabia es motivo suficiente para sorprender. En cualquier caso, Claudia, ya decidida a salir del luto de la manera que sea, aprovecha esta revelación para salir a “cazar” algún hombre que la haga olvidar, aunque sea brevemente, el recuerdo de Gabriel.

Claudia y el "lacho"
Claudia y el “lacho”

Me gusta que no sepamos hacia dónde va Claudia, pero sigue representando un riesgo para los guionistas que, con apenas dos episodios para terminar la temporada, pueden dejarnos un personaje que no termine de salir del agujero en el que se encuentra o reducirlo a un adolescente molesto que lo único que hace es pelear, enojarse y llorar (para eso tenemos a Félix).

Por último, sólo decir que el capítulo pertenece a casi completamente a Félix si no fuera por las últimas escenas de Claudia. Ah, y esperar que Félix logre reconocer la amistad que se está perdiendo en Bruno y Sybilla.

Notas, comentarios y spoilers:
– Hay una leve mención a los problemas de Martín con Paola, pero no es de mucha importancia salvo para proporcionar un atajo para los guionistas. se ahorran varias escenas simplemente diciendo que las cosas entre ambos están mejorando.
– Por si no se habían dado cuenta: a lo largo de esta temporada hay dos historias que se han mantenido constantes, Félix y Juan, mientras que la tercera se ha ido turnando entre Martín y Claudia.
– Camila es una mala mujer, Félix.

Un comentario en “Los 80 – Loco No Estoy T05E10 (2012)

  1. En relación a lo de Claudia, creo que lo que se espera de los últimos dos capítulos que quedan y lo que se espera de ella en esta temporada es que de una vez por todas reconozca que está mal, asuma lo que le pasó y haga catarsis. No se deja vivir el duelo, de lo que le pasó y con todo ello ha conseguido sólo errores como confundirse con Nestor, obligarse a volver a su vida normal, omitiendo y negándose a a si misma que está mal. Además en el penúltimo capítulo vimos su rabia con Gabriel en el cementerio, y por eso en este capítulo se da la oportunidad de volver a las pistas, pero a la fuerza. Creo que las mujeres estamos entendiendo super bien a Claudia esta temporada, creo que se ha logrado algo bueno, que emociona hasta el punto que dan ganas de que Ana le pegue un coscacho y la deje encerrada un rato en su pieza.
    Martín y la Paola aburren.
    Camila es una mala pécora.
    Bruno se convirtió en fome y mamón, me tinca que está con muchas actividades extras y como que no tuviera tiempo para grabar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s