Los 80 ¿Solamente amigos? T05E07 (2012)

Por la cara de Claudia parece que estuvieran viendo una porno de enanos gays o cine mudo experimental de la alemania comunista.

Este episodio se llama ¿Solamente Amigos?, título que puede llevar al engaño y hacernos pensar que se refiere a Claudia y Néstor, la primera todavía dañada por la muerte de Gabriel y no poder volver a la Universidad y el otro que la mira babeando todo el tiempo y no mucho más. En un primer momento Néstor casi obliga a Claudia a quedarse viendo una película con los niños en la escuela y, al otro día, le muestra El Húsar de la Muerte con el proyector de la escuela donde trabaja. Ambos terminan besándose en el paradero de la micro cuando Néstor acompaña a Claudia, pero ésta sale corriendo. Es innegable la atracción que Claudia siente por él, pero no es una atracción física. Lo que a Claudia le gusta de Néstor es que lucha por las mismas cosas que Gabriel, pero usando otros medios. Néstor le cuenta de cómo descubrió su vocación y cómo, para él, vale la pena ofrecerle un mundo mejor a un niño a través de la educación y no por las armas. Lo que a Claudia le atrae, entonces, es que el tipo es noble, tiene principios y actúa en base a ellos, igual que Gabriel, pero donde éste inspiraba seguridad Néstor sólo transmite… nada. Por eso ella sale corriendo. O al menos eso quiero creer. Sería una lástima que Claudia haya arrancado porque todavía está de duelo, puede ser una reacción natural a un beso con el primo del difunto ex, pero si ese no es el caso y arranca porque se puso “nerviosa”, bueno, no tiene mucha relación con lo que hemos visto de Claudia hasta el momento.

Y lo que hemos visto hasta ahora me lleva a otra reflexión sobre Claudia y Néstor: un romance entre ellos no sería natural, narrativamente hablando, y se sentiría como algo impuesto por los guionistas. ¿Se han fijado que Néstor siempre parece estar obligando a Claudia a hacer las cosas? El sujeto siempre ha estado empujando a Claudia y forzosamente acercándose a ella. Si hasta cuando la conoció en el cementerio la estaba espiando. Néstor es, a mi parecer, un sujeto bastante perturbador. ¿Podemos como espectadores creernos que Claudia quiera una relación con un hombre como ése? Yo creo que no. ¿Después de las 5 temporadas que conocemos a Claudia se siente que una relación con Néstor sería algo que haría ella o algo que los guionistas quieren que haga?

En todo caso, el título del episodio se refiere a Félix y su relación con Bruno. Bruno ha aparecido poco desde que Félix se ha estado juntando con sus otros amigos. Pero si antes solamente no se hablaban ahora definitivamente no se pueden llamar amigos. La distancia que existe entre Félix y Bruno es lo que más confunde al primero y, aunque no lo sepa, lo que más le duele. No es fácil perder un amigo y menos cuando la culpa es de uno.

Al comienzo del episodio Félix y sus malas juntas reciben un ultimátum del chico (no sé cómo se llama) al que le rompieron la bicicleta en un episodio anterior, por lo que deben reunir 3.000 pesos o de lo contrario los golpeará sin misericordia o así al menos lo imagina Félix. Esto lleva al Herrera chico a considerar varias posibilidades para reunir el dinero (la más chistosa: pegarle entre los tres jajaja), incluso insinuarle a Juan que le pague por cada buena nota que obtenga en el colegio. Juan lo detiene en seco y razón tiene porque Félix tiene el deber de tener buenas calificaciones en el colegio y esas calificaciones no pueden estar sujetas a premios o condiciones. Eso es lo que diferencia a Juan de otros padres (los padres de los amigos de Félix, por ejemplo). En todo caso, Martín es quien le pasa el dinero, no sin antes escuchar la ridícula explicación que ofrece su hermano (“le rompimos la bicicleta porque nos cae mal“). El problema que tiene Félix es que alguien le dijo al chico de la bicicleta y ese alguien resulta ser Bruno.

Bruno, el primero de los amigos en pololear, poco ha interactuado con Félix, principalmente porque éste ha estado más ocupado con sus nuevos amigos, pero ahora vuelve cuando le confiesa que por culpa de él el chico de la bicicleta sabe quiénes le rompieron biciclo. Más tarde, después de clases, los amigos de Félix, actuando como matones, se acercan a Bruno y lo amenazan rompiéndole los lentes. Es probable que el vidrio roto en el lente sea demasiado obvio como metáfora de la relación entre Félix y Bruno, pero funciona en este contexto. A partir de este momento la culpa empieza a comerse a Félix poco a poco. Más tarde buscará pedirle disculpas a Bruno, pero no resulta bien porque éste ya está cansado de la forma en que Félix lo ha tratado y la paciencia se le ha agotado. En todo caso, lo peor para Félix no es eso, sino el momento previo que lo empuja a pedirle disculpas: cuando llega a casa y se encuentra con la mamá de Bruno, Katty Ko. No necesita decirlo, claro, pero ella sabe y Félix sabe que ella sabe. Es un momento terrible para Félix porque teme que pueda decirle Ana. Es cuando Katty Ko se va y le cuenta a Ana que Bruno rompió sus lentes jugando fútbol que Félix se da cuenta que el miedo que acaba de sentir es porque muy en el fondo sabe que lo que hizo está mal.

Las historias de Félix son las más interesantes de Los 80. A través de ellas los guionistas han encontrado la forma de combinar casi perfectamente la comedia con el drama a diferencia de las otras historias en que son casi puro drama (en la historia de Juan a veces Ricardo pone el momento humorístico). Puede que los problemas de Félix no sean tan graves como los de Juan o Martín, pero son importantes para el personaje y están bien escritos, por lo que como espectadores nos compramos cada uno de sus conflictos. Eso sí, Félix no puede enojarse y cuando lo hace se ve y suena falso.

En todo caso, no sólo Claudia y Félix protagonizaron el episodio. Juan estuvo presente durante gran parte porque, ya cansado de la intromisión de Ricardo en la administración del taller, ha decidido tomar la iniciativa y comprarle su mitad. No parece ser un trámite muy engorroso el del préstamo, pero sí significa que Juan tiene que explicar a Ana la conveniencia de lo que trata de hacer. La escena en que Juan, en el restaurante de comida china, le cuenta a Ana de sus planes es lo mejor del episodio. En ella los personajes se muestran como son, con un Juan siempre pensando en lo mejor para la familia sin dejar de lado a Ana en la toma de decisiones y con una Ana preocupada por el bienestar de su marido y la seguridad de toda su familia. Es particularmente emocionante cuando Ana le explica sus sentimientos a Juan, que teme mucho hipotecar la casa porque es lo único que tienen, que es la seguridad de sus hijos. Son estas escenas y diálogos los que resaltan las mejores cualidades de Los 80, cuando a través de sencillas líneas logran comunicar no sólo los sentimientos genuinos de sus personajes, sino los de todo un país. La casa propia y el miedo a perderla es algo que está todavía muy enraizado en el alma nacional. La casa propia es un tema que ha sido tratado innumerables ocasiones en distintos tipos de medios y formas, pero a través de estos personajes y un par de líneas esa ansia existe, durante pocos minutos se hace real en la pantalla.

Juan, casi al final del episodio, obtiene un crédito por 10 millones de pesos y lo primero que hace es proponer a Ricardo comprar su mitad, pero no todo podía ser tan fácil para Juan Herrera, el hombre que no le hace el quite al trabajo, porque Ricardo le dice que su mitad vale 15 millones y niun peso más ni uno menos.

Como ven, son tres historias las maneja Los 80 en este episodio y creo que es lo máximo que se puede permitir. Tres historias y puede mantener el ritmo narrativo, pero no sin problemas porque las grietas se notan cada vez que tienen que dejar a un personaje para visitar a otro. A veces las escenas tienen un tono muy diferente, terminan con un ritmo distinto o incluso abruptamente por lo que las transiciones no siempre funcionan. Los realizadores pueden manejar esto y han dado pruebas de eso, pero no cuando tratan de darle la misma cantidad de tiempo a cada uno de los protagonistas de cada historia. Es por eso que Martín casi no se ve en este capítulo. Al final, los mejores episodios de Los 80 son los que tienen un claro protagonista, sin perder de vista a los otros personajes, pero sí favoreciendo a uno solo.

Mención aparte merece la decisión de incorporar a Alicia Vega en la narrativa. La forma en que imágenes del documental de Ignacio Agüero (100 niños esperando un tren) se mezclan con las de Los 80 recuerda la forma en que la reciente No (Pablo Larraín) lograba darle autenticidad a su trama. Es un momento muy emocionante porque es también un reconocimiento a la labor de Alicia Vega y su taller de apreciación cinematográfica por el que pasaron y aprendieron miles de niños.

Notas, comentarios y spoilers:
– la vieja técnica de reparar el cigarrillo roto.
– Las transiciones de este episodio son imágenes de los tacos de Santiago. No estoy seguro si antes los habían mostrado, pero ahora parecen llamar más la atención. Vehículos, micros, congestión, contaminación, una muestra de lo que vendría en los 90.
– ¿Se han dado cuenta que Juan no le hace cariño a la Ana chica?
– Ese incómodo momento en que había que mostrarle las notas a los papás.
– Félix y Martín están casi del mismo tamaño.
– Las tazas de vidrio ahumado. Típicas de esa década.
– La época en que las secretarias le llevaban cafecito a la oficina cuando uno esta en reunión con los clientes. Oh wait.
– Las firmas persiguen a Juan, si no es la de Ricardo es la de Ana. El guión de Los 80 a veces puede ser muy cruel.
– Un comentario sobre las dinámicas matrimoniales en los 80, ahora y siempre: la sorpresa de Ana y de Claudia ante la invitación a almorzar de Juan. “¿Es su aniversario?” pregunta Claudia “a lo mejor quiere regalonearla” insiste. A lo que Ana responde incrédula “¿su papá? jajaja“. Como dije, a veces pueden ser muy crueles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s