Salvajes (2012)

Es curioso como funcionan las expectativas. Si esta película fuera el debut de un joven director todos estarían alabándolo, pero como es de Oliver Stone esperamos algo más. Si la segunda parte de Wall Street parecía un remake realizado por un director más blando, Savages representa una vuelta al estilo de Stone, pero sin el comentario social. No basta con volver a las historias de crimen y corrupción, falta el diente de Stone, la crítica política que caracteriza sus mejores cintas.

La película cuenta la historia de dos narcotraficantes, Ben y Chon, que cultivan la mejor marihuana de California y probablemente del país, su país. Esto lo logran porque Ben es un inteligente y talentoso ingeniero botánico capaz de sacar provecho a las mejores semillas obtenidas desde Afganistán, contrabandeadas diligentemente por Chon, su amigo ex marine del ejército. En los últimos 6 años ellos han logrado armar un lucrativo negocio que les permite vivir a sus anchas en Laguna Beach, California. Por si eso fuera poco, ambos comparten su vida con Ophelia, una rubia de california (¿han notado que todas se ven igual?) con la que comparten todo, incluso “aquello”. Ellos viven una historia juntos y no se complican. No es precisamente amor, pero podría llamarse una relación de compañía con beneficios sexuales y sin celos.

Pero el éxito de su negocio no puede pasar desapercibido. La calidad de su producto llama la atención del Cartel de Baja, conocido por su influencia en México y por estar en una guerra con el también peligroso cartel de El Azul. Sus métodos son brutales, tanto a la hora de negociar como a la hora de cobrar “favores”, ya sea con sus gerentes como en sus obreros y capataces. Uno de estos últimos es el personaje de Benicio del Toro, un tipo muy eficiente a la hora de matar. Esta es una idea que constante en la cinta: los carteles de droga son lo mismo que las corporaciones que rigen actualmente al país, la única diferencia es que estas últimas se han legitimado.

El Cartel de Baja quiere asociarse a la empresa de Ben y Chon porque ven en ellos una prometedora “start-up”. El cartel quiere sus métodos de cultivo, sus distribuidores y clientes, pero Ben y Chon no quieren entregar su negocio así como así. En realidad, Ben sí quiere entregar el negocio, quiere dejar el negocio de las drogas porque cree que ya no se puede vivir tranquilo y es probable que ya hayan tocado techo y logrado el equilibrio entre ganancias y seguridad. Ben entiende que, de aquí en adelante, es una espiral descendente. Chon, en cambio, no cree que asociarse o entregar su negocio sea la mejor estrategia. Chon ve el negocio como una guerra, aquí no entran las estrategias de mercado, los narcotraficantes del Cartel de Baja son salvajes, hombres que no escuchan razones, animales que en cuanto huelen el miedo en tu piel se mueven para atacar y no te sueltan.

Finalmente, predomina la voluntad de Chon. En todo caso, huelen el peligro en el que se encuentran y planean liquidar todo el negocio y partir a Indonesia para esconderse y alejarse de todo riesgo posible. Pero el Cartel de Baja tiene otros planes, el negocio de Ben y Chon promete grandes utilidades, por lo que si no quieren entrar a negociar voluntariamente existen otras formas de “incentivarlos“.

La gracia de la cinta es que Stone emparenta el negocio de la droga con cualquier negocio legítimo de la economía moderna, pero especialmente con las grandes corporaciones. En este sentido, Savages está más emparentada con Wall Street que con Asesinos por Naturaleza al punto en que parece ser una secuela más apta a aquélla que la oficial estrenada hace un par de años. Varias veces los personajes hacen hincapié en que el Cartel de Baja es una organización que se comporta como una corporación de alcance internacional: Benicio del Toro parece un gerente de operaciones a cargo de toda el área de California mientras Alex Reyes, hombre de confianza de la Reina Elena, es una especie de CEO a cargo de las negociaciones y administración general del negocio. Y los carteles no sólo luchan con armas, porque también se levantan “ejecutivos” entre ellos, procurando contar con las personas adecuadas para la estrategia de negocio que se quiere armar. Asimismo, Ben y Chon no habrían llegado donde están si no es por el talento de Ben a la hora de administrar y planificar el negocio, la ayuda de Spin para mover, esconder y lavar el dinero obtenido de la actividad ilícita. Si hasta el mismo Spin trabajaba antes para una empresa financiera.

La cinta está bien actuada, aunque nada sobresaliente. Taylor Kitsch logra construir un mejor papel que en cintas anteriores, pero es notoria su predilección por personajes con traumas en su pasado. Aaron Johnson (a quien veremos en Anna Karenina a fin de año) arma un personaje algo más completo, un budista que no cree en la violencia como método de solución de conflictos, pero que ha vivido todo este tiempo mirando para el lado cada vez que Chon actúa como el matón que es. En todo caso, el mejor personaje es el de Salma Hayek, una mujer despiadada cuando se trata de los negocios, pero que también ha sufrido la pérdida de importantes personas en su vida. De hecho, la forma en que llegó a liderar el Cartel de Baja proviene de una tragedia familiar. Y ese no ha sido el único costo que ha debido pagar por llevar la vida que lleva. A la Reina Elena le queda una hija viva y es su relación con ella la que le proporciona las mejores líneas y rastros de humanidad que la diferencian del típico villano.

Savages resulta ser una cinta entretenida y con actores que dan atractivas interpretaciones con algunos coloridos personajes, pero se queda en eso. No es necesariamente malo, pero es inevitable exigir más a Stone.

Notas, comentarios y spoilers:
– El ringtone de llamada es la música del chavo del 8.
– Savages es el regreso a las pantallas de John Travolta, que parece estar pasándola bien, especialmente en la escena que comparte con Benicio del Toro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s