Amor Imposible (2012)

Salmon Fishing in the Yemen es una cinta romántica. No es una comedia ni un drama, sino que es, sencillamente, una película en que chico conoce a chica, chico se enamora de chica, chico no puede estar con chica, etcétera, etcétera. Ustedes conocen cómo funcionan estas películas, las han visto decenas de veces. Sabiendo esto entendemos que no es por eso por lo que las vemos, sino por los actores, el esfuerzo del director, los valores de producción o lo que sea.

La película comienza estableciendo efectivamente en qué mundo viven sus dos protagonistas, los dos amores imposibles. Con sorprendente economía y casi cayendo en la caricatura, el director establece quiénes son los personajes. Emily Blunt, siempre encantadora, es una mujer profesional, aparentemente exitosa, que está buscando el amor después de lo que intuimos fue una desastrosa relación. Mientras, Ewan Mcgregor es un aburrido académico casado con una mujer que también es trabaja en la academia. La cámara, en su paseo por la casa del dr. Jones, nos muestra su gran colección de libros e imágenes sobre el salmón sobre los cuales el personaje de McGregor es experto.

Blunt será quien contacte al dr. Jones para ofrecerle una sorprendente e increíble propuesta. Blunt, representando a un poderoso cliente de Yemen, busca la asesoría de McGregor para introducir el salmón y la pesca deportiva de éste en el Yemen. Un proyecto extravagante, le hace saber Jones, pero el Jeque insiste y pronto el gobierno, necesitado de buenas noticias provenientes del medio oriente, ejerce sus influencias para que el proyecto de introducir el salmón en el Yemen se lleve a cabo.

Desde un principio el dr. Jones trabaja en el proyecto, pero siempre con desconfianza, nunca seguro de que el proyecto vaya a funcionar. Pero Blunt y el jeque piensan distinto. Finalmente, una serie de acontencimientos hacen que el dr. Jones deje de lado su esceptisismo (y su matrimonio de cartón) para dedicar completamente al proyecto y, de paso, enamorarse de Blunt.

Salmon Fishing in the Yemen (Amor Imposible se llamó en estos mercados) es dirigida por Lasse Hallström, un director que hace más de una década no llama la atención con alguna película. Tal vez algunos recuerden la cinta Mi Vida como un Perro, ¿A quién ama Gilber Grape? (horrible título, lo sé) o Las Reglas de la Casa de Sidra, cintas importantes en cada uno de los años que se estrenaron y con no pocas nominaciones y premios a su haber. En esas películas habían temas importantes, tratados con delicadeza y originalidad, sentimientos que traspasaban lo cuadrado del guión, pero a partir del 2000 las películas de Hallström parecen haberse convertido en vehículos manejados con piloto automático. El talento para contar una historia está ahí, pero simplemente ya no hay personalidad, nada saca a sus cintas del lugar típico donde se encuentran.

Ese es, a mi gusto, el problema con Amor Imposible. La película sigue al pie de la letra todos los pasos, instrucciones y ritmos de la película romántica, sentimos que en el fondo nos están contando la misma historia que hemos visto en cientos de cintas que vinieron antes. En Amor Imposible no hay nada nuevo. Pero esto no quiere decir que no tenga sus facetas rescatables. Puede ser que la película no tenga personalidad o que sea una colección de clichés, pero Hallström sigue sabiendo cómo dirigir una película y la cinta avanza sin grandes problemas de ritmo.

Lo que sin duda hay que reconocerle al director es que sabe rodearse de buen talento. Tanto Emily Blunt y Ewan McGregor son intérpretes de gran calidad y ambos hacen que sus personajes sean el verdadero motivo por el que vemos la cinta. Blunt es encantadora, como siempre, y tiene la oportunidad de brillar en algunas escenas en que otorga real vulnerabilidad a su personaje. En todo caso, es McGregor quien destaca con un personaje que nunca cae en la caricatura de tics y manías, sino que siempre parece un ser humano de sentimientos genuinos por su ciencia y su profesión. En el fondo, son ellos quienes salvan a la película.

Kristin Scott Thomas, hay que decirlo, entrega la sorpresa a cargo del alivio cómico que cumple con creces. Su asistente de prensa del Primer Ministro es muy chistosa e incluso el montaje se agita cuando ella está presente. Es quizás una oportunidad para introducir un poco de cinismo en la película, pero nunca suficiente como para alterar la fórmula ya predispuesta de la cinta romántica.

Notas, comentarios y spoilers:
– Esta película debe ser uno de los pocos casos en que el título en español, a pesar de su insípida generalidad, es mucho mejor que su título original.
– Los chats con el Primer Ministro son muy chistosos.
– ¡McGregor le da las gracias a su señora después del sexo! Jajaja
– McGregor podría tener asperger, pero nunca es aclarado.
– Blunt, para variar, se ve estupenda.
– La secuencia en que el dr. Jones va con toda la gente y después va en sentido contrario es tan, pero tan obvia.
– El regreso de Robert (la pareja del personaje de Blunt) se siente como una trampa y no aporta mucho al desenlace. En reaidad, era innecesario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s