VHS (2012)

VHS es una antología que reúne 5 historias de terror, cada una a cargo de distintos autores, todas con la premisa inicial de que están grabadas en primera persona por alguno de los personajes protagonistas. El hilo que une estas 5 historias está protagonizado por 4 amigos que, como no tienen nada mejor que hacer, aceptan el encargo de entrar a una casa y obtener una cinta VHS. No saben por qué les encargaron esa cinta ni qué es lo que contiene, pero como se trata de una cinta de terror cada uno de ellos sentirá el impulso de mirar cada una de las cintas que encuentran para tratar de determinar cuál tienen que robar. El destino de estos 4 amigos se irá revelando de a poco, como corresponde.

La cinta, en todo caso, comienza con estos 4 amigos destruyendo cosas y filmando vídeos amateur en los que hacen bromas pesadas a peatones para luego subirlos a Youtube. Esto está bien retratado por el director, que utiliza esas mismas grabaciones de para dar a conocer quiénes son y por qué hacen lo que hacen. Los tipos no son nada agradables, queda claro, son sólo jóvenes aburridos contentos con hacer dinero fácil haciendo lo que no son más que travesuras. Pero ambición no les falta y por eso aceptan el encargo de un misterioso sujeto que les pide que ingresen a una casa y roben una cinta VHS. El trabajo parece fácil ya que la casa se ve abandonada. Además, no les dice qué contiene esa cinta ni por qué la quiere, por lo que cuando encuentran muchas cintas los amigos deberán revisarlas para poder saber cuál tienen que llevarse.

Pero el vínculo con esa vieja tecnología no se queda sólo en el guión, ya que los autores toman prestada la estética de las cintas VHS y adornan la película con todo tipo de fallas y detalles que los que conocemos esas cintas recordamos con cierta nostalgia. Por ejemplo, la aventura que vincula las 5 historias (y algunas de éstas también) está grabada en una cinta VHS por lo que ahí están detalles como las cintas usadas y reusadas en las que se mezclan grabaciones antiguas con las nuevas (¿a quien no le pasó grabar encima de otra grabación por error?), las poco sutiles ediciones caseras, el grano en la imagen, etc. En todo caso, esta decisión no se salva de incongruencias lógicas, porque ¿quién utilizaría una cinta VHS para ver algo que grabó con una cámara digital o webcam?.

Se le pasó la mano con las cirugías

En todo caso, la idea de utilizar las cintas VHS como vehículo para contar una historia de terror parece interesante. Hay toda una generación allá afuera que no vivió con esa tecnología y los autores tienen la original idea de bañarla con un aire de misterio para a partir de ahí armar una película de terror. En realidad, hace mucho sentido transformar una tecnología antigua y/o desconocida en un vehículo para sustos, muertes y sangre, después de todo las grandes cintas de terror utilizan esa misma idea (La Momia, Frankenstein, Alien, por nombrar sólo algunos ejemplos).

Lamentablemente, como sucede con todas las antologías en el cine las obras que la componen son de distinta calidad y factura, de modo que el tono general de la cinta es bien inconsistente. Hay algunos que están mal escritos, con diálogos risibles, incongruencias, fallas lógicas y hoyos en la trama más grandes que el de la capa de ozono. Los actores no se salvan tampoco, ya que si bien hay algunos que cumplen su cometido muy bien hay otros que dejan la impresión de que si la idea era actuar como amateur entonces se llevarían el Oscar (actorception: un buen actor actuando muy bien como mal actor), pero como ese no era el objetivo sólo quedan como pésimos actores. En todo caso, tampoco hay que juzgarlos tan severamente porque los personajes con los que tienen que cargar son las víctimas, no nos interesan sus cerebros, sino el color de su sangre y qué tan bien se desarman sus cuerpos ¿cierto?. En todo caso, el escaso tiempo que tiene cada obra es una restricción que les impide desarrollar personajes completos o medianamente interesantes.

Pero el autorestringido presupuesto y el limitado tiempo para desarrollar una historia no debiera ser excusa para construir una historia con personajes con los que no puedes establecer un vínculo emocional que haga que su destino te impacte. Algunos personajes son idiotas, tarados, delincuentes o simplemente imbéciles de la peor calaña y sus muertes ni siquiera proporcionan la satisfacción de la venganza porque no tenemos nadie con quien identificarnos. No todos son así, es verdad, pero los personajes interesantes son la excepción en VHS.

Pero la sensación que queda en definitiva es que la calidad de las obras varía demasiado. Algunos fabrican la atmósfera necesaria para proporcionar los sustos (el primero y el último, por ejemplo) y otros proporcionan muertes satisfactorias, pero al final el recuerdo que queda es que la cinta es muy dispareja, con algunas historias que no dan susto, villanos poco interesantes y muertes insípidas.

Notas, comentarios y spoilers:
– VHS es una cinta de bajo presupuesto, tanto así que a veces sus logros técnicos se sienten como una victoria de sus autores contra la adversidad.
– El corto más fome es el de los que van al bosque y los mata el depredador de los pobres.
– El mejor, es el último, seguido por el primero.
– La chica más guapa es la del cuarto, la de pelo corto.
– VHS también cumple con los clichés de las cintas de terror americanas como el sexo prematrimonial (o su insinuación) que practicamente garantiza una sangrienta muerte. También hay harto desnudo femenino (las cintas de terror son bien machistas, hay que decirlo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s