Snow White and the Huntsman (2012)

Hollywood no sufre una escasez de ideas como suelen advertir los apocalípticos escépticos amargados, pero sí se ha vuelto más predecible con el paso de las décadas. Un ejemplo claro de esto son las dos cintas de Blancanieves estrenadas este año. No he visto Mirror, Mirror y no creo que lo haga, pero vi Blancanieves y el Cazador porque prometía dos cosas: una historia enfocada en el cazador (duh) y una gloriosa malvada reina interpretada por Charlize Theron. Al final, terminé decepcionado.

La cinta comienza con un largo monólogo del Cazador en el que nos cuenta la historia del reino en el que se desarrolla la cinta. En resumen: una mujer engaña al bondadoso rey, logra casarse con él, matarlo y tomar el control del reino. Algunos de los hombres leales al muerto logran escapar de la masacre que la nueva reina, pero atrás queda la hija del rey y futura heredera, blancanieves. Ella es encarcelada por la reina hasta que pasan los años y cumple su mayoría de edad. Verán, la reina necesita con vida a esta chiquilla blancanieves porque su sangre (o su corazón) le permitirán perfeccionar la oscura magia que le permite verse tan joven y malvadamente sensual.

En todo caso, blancanieves escapa engañando al tonto hermano de la reina y Charlize recurre al único que puede rastrearla y atraparla: el Cazador (Thor en Los Vengadores). El Cazador accederá a la “petición” de la reina y partirá a buscar a la chica, pero cuando la encuentra tiene un cambio de opinión y se decide a salvarla. Y lo que antes era una cinta con vistas épicas y que se la pasa presentando pre-historia, trama y personajes se transforma en una película de persecución, búsqueda del destino y crecimiento.

La cinta, en cualquier caso, se ve bien. La fotografía se esmera por mostrar un mundo gris, decadente, deprimente, oscuro y amenazador. Pero cuando tiene que mostrar la esperanza de una nueva vida es que afloran los verdes brillantes, la luz de un amanecer. Incluso se puede sentir la influencia de Terrence Malick (!) y sus divagaciones sobre la naturaleza con esas cpamaras en mano que flotan sobre el pasto y las hierbas, que se enfocan en los pequeños insectos que habitan esos bosques. Y si de influencias se trata, el homenaje a Hayao Miyazaki y su Princesa Mononoke es expreso, pero bien llevado.

Blanca Nieves y el Cazador está fuertemente anclada en un mundo de fantasía. Hay enanos, Trolls, Hadas, una reina adicta a la magia (y a las cirugías), pero no entiendo qué hace Blanca Nieves rezando el padre nuestro en una escena casi al comienzo. WTF. Y eso es un síntoma de los problemas de la cinta: una indecisión sobre el tono y la identidad de la cinta. Si quieres hacer una cinta épica no basta con filmar grandes vistas de montañas, bosques y olas rompiendo en las rocas, es la historia y los personajes los llamados a reflejas esa intención. Si quieres una cinta de fantasía ¿para qué poner el padre nuestro ahí? (Oh wait!). Si tienes un personaje tan interesante como la reina (y en menor medida el Cazador, con su venganza y culpa), ¿para qué volver a centrarse en Blanca Nieves?

Hay que concederle que hay cierta novedad en imaginar a Blanca Nieves como una guerrera que busca recuperar su reina con un ejército detrás, una chica que tiene un destino impuesto por la Naturaleza (no les miento) y que más encima parece que es mágica, pero el personaje nunca pasa de ser una buena idea, de insinuar un desarrollo que nunca se cumple. Y para qué hablar de la reina, que es lo mejor de la película. Su historia previa, su abuso por parte de hombres mayores parece indicar que hay algo más allá de su intención de ser la más bella, pero en cuanto se anuncia ese aspecto del pesonaje se deja de lado para enforcarse en otras superficialidades.

Vale, es una cinta de acción, pero es tan genérica que se notan más las oportunidades perdidas que los efectos y las secuencias de batallas.

Notas, comentarios y espoilers:
– ¿Por qué eligieron a actores famosos para interpretar a los enanos? Igual son casi todos conocidos, pero el talento es desaprovechado.
– Está bien que eligieran contar la historia desde el punto de vista del cazador, porque la historia de amor entre blanca nieves y el hijo del duque está más que contada.
– Las secuencias de acción están manejadas con competetencia, pero no sobresalen.

2 comentarios en “Snow White and the Huntsman (2012)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s