War of the Arrows (2011)

El cine coreano se está transformando es una confiable fuente de películas con algunos ejemplares entretenidos, otros significativos y algunos derechamente importantes. Desde policiales, comedias, thrillers y dramas de época, el cine que proviene de Corea lleva varios años sorprendiendo con la calidad de sus obras y el tamaño de su industria.

War of the Arrows es una cinta épica ambientada en el siglo 17, durante la segunda invasión Manchú a Corea (mucho antes de las dos coreas, la buena y la mala, con las que compartimos planeta hoy en día). La cinta comienza de manera ejemplar, con una secuencia de persecución y combate que augura lo que veremos más adelante: sangre, cuerpos cortados y esfuerzos imposibles por salvar a alguien. La secuencia a la que me refiero establece la historia de nuestro principal, Nam Yi, logra escapar del asedió de los hombres del Rey y salvar a su hermana, Ja In. Juntos y luego de presenciar una horrenda masacre, logran llegar a la casa de un amigo de su padre quien los acogerá y criará.

Fast forward unos cuantos años y Nam Yi es un excelente arquero y cazador y su habilidad sólo es igualada por la culpa que carga. El problema de Nam Yi es que no ha olvidado su pasado y prefiere contentarse con el día a día, la rutina y el mínimo esfuerzo antes que tener que enfrentar los fantasmas y convertirse en el hombre que su padre quiso que fuera. Mientras tanto, su hermana menor, ahora convertida en una hermosa mujer, es cortejada por el hijo del dueño de casa y finalmente convencida de que el matrimonio es el camino a seguir. No hay nada de malo en esto, ya que el futuro marido ha sido amigo de ambos desde que llegaron a la casa y Nam Yi sabe que es un hombre que puede proporcionarle un futuro a su hermana.

pew! pew! pew!

Pero cuando finalmente llega el día del matrimonio también llegan los hombres del rey, desalmados y profesionales guerreros que no tienen problema para subyugar a un pueblo completo y tomar como rehenes a todos los que no mataron. Por supuesto que eso incluye a Ja In y a su marido, de modo que Nam Yi partirá en su persecución tratando de rescatar a ambos.

La película no escatima recursos en su producción, con vestuarios muy elaborados y hermosos paisajes, amplias vistas y atractivos efectos visuales, pero además la película es entretenida. Los personajes, esas construcciones que bien hechas e interpretadas nos convencen de invertir en la película, son los que mantienen viva la cinta. La historia de amor se va desarrollando a medida que avanza la cinta y la preocupación de Nam Yi por su hermana se siente genuina gracias al prólogo que vimos al comienzo. Pero sin ellos de nada servirían las estupendas escenas de combate.

Ah, sobre las escenas de combate. Si no lo adivinaron por el título de la película déjeme adelantarles un espoiler: los personajes combaten con flechas, de esas que se tiran con la ayuda de un arco. Casi no hay combate con espadas y menos con armas de fuego. Flechas, flechas y más flechas será lo que verán. Y no tiene nada de malo porque las escenas de combate son ingeniosas y entretenidas y te hacen pensar en lo desaprovechado que estaba Légolas en El Señor de los Anillos.

Lo entretenido es que War of the Arrows pasa de ser una cinta de combate medieval para luego ser una película de persecución visceral, donde Nam Yi persigue a su hermana capturada y el villano principal persigue a Nam Yi. Esto recuerda a Apocalypto, otra cinta de persecución que tampoco le hacía asco a la sangre y los cuerpos que se deforman por el golpe de veloces flechas con puntas de metal.

La música acompaña las escenas, sin inmiscuirse ni entrometerse, y logra subir los niveles de emoción, que es justo lo que la música en una película de acción debería hacer. Además, tiene una alta cuota de estilización, desde la fotografía hasta la forma en que están filmadas las secuencias en que las flechas vuelan velozmente en hacia su objetivo. Por supuesto que la cinta se ayuda de efectos especiales digitales, pero estos nunca se delatan demasiado y la verdad es que uno los descubre porque la verdad es que habría sido imposible filmar lo que filman sin su ayuda. Eso sí, casi hacia el final hay un deus ex machina digital, gratuito y nada de bueno. Le quita algunos puntos a lo que hasta el momento habían sido algunos hombres persiguiendo a otro y tratando de ser más inteligentes y hábil que él.

En fin, si te gustan las películas de época y acción ambientadas en algún país lejano War of the Arrows es una excelente opción.

Notas, espoilers y comentarios:
– Ya estaba bien ver al tigre merodear por ahí, pero ¿salvar al protagonista de esa forma? Es mucho.
– ¿Qué les pareció el final?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s