Total Recall (2012)

Total Recall es una entretenida cinta de acción. No pretende ser más y no necesita serlo. Con su poderoso presupuesto mayoritariamente destinado a pagar a los protagonistas y a financiar los efectos especiales digitales Total Recall logra ser una cinta que entretiene, que a veces llega a ser vertiginosa y otras al menos visualmemte apabullante.

Pero primero quisiera referirme a una asunto relacionado. Vivimos en una época en que los remakes y los reboots están a la orden del día. En realidad, los remakes han existido desde siempre (el mismísimo Hitchcock hizo un remake de una antigua cinta suya), pero actualmente la industria está empeñada en sacar provecho de antiguas propiedades y actualizarlas para el público moderno. Esto puede ser problemático para algunos que despotrican por supuestos ataques a sus queridos y privados recuerdos, pero además haciéndonos creer que se vive una crisis de originalidad en la industria, pero en realidad no es tal. Los remakes y reboots son consecuencia típica de la condición de negocio del cine y de la natural tendencia por actualizar ideas expresadas años atrás y que siguen resonando en nuestro tiempo.

Todo eso para preguntar ¿Qué actitud adoptar frente a un remake? ¿Deberíamos comparar los remakes con los originales? ¿Es justo hacerlo? Lo digo porque, siendo sinceros, un remake no le quita valor al original. La cinta original no es menos buena o deja de ser menos recordada porque el remake no le llega a los talones. Su legado es uno sólo y nadie podría decir que su recuerdo de la primera cinta se ve disminuído por el estreno o el resultado de la segunda. Lo importante es que ningún remake podría llegar a los talones a la cinta original y esto es porque las originales son un producto de su época y contexto social, una condición que los remakes no podrán jamás replicar. En el fondo, el remake quiere tomar una idea lo suficientemente interesante y volver a representarla, pero con valores de producción actuales, ya sean efectos especiales (la mayoría), mejores actores, etc. Y no hay nada de malo en eso.

Fin de la aburrida diatriba.

En esta cinta, Douglas Quaid es un obrero con un inmejorable estado físico y con una esposa interpretada por Kate Beckinsale (en serio, ¿cómo es posible que con esa esposa estés insatisfecho con tu vida?), pero que no está contento con cómo ha resultado todo. Su trabajo es demandante y le pagan una miseria, además tiene una pesadilla recurrente donde está escapando de policías y que siempre parece terminar en lo mismo. Es por eso que un día decide ir a Total Rekall, una empresa que ofrece el servicio de implantarte el recuerdo que tú quieras (Hola Inception, Matrix, etc., etc.), pero desde ese momento todo comienza a salir mal. Quaid comenzará a ser perseguido por policías, androides y lo peor es que su adorable y sexy esposa querrá aniquilarlo. Quaid, entonces, comenzará una frenética carrera por evadir a sus perseguidores y averiguar quién diablos es realmente.

Total Recall (2012) es más un remake de la cinta de 1990 protagonizada por Arnold Schwarzenegger que una nueva adaptación de la obra literaria que la originó y las diferencias son notorias. Donde la cinta anterior era comentario político más acción, en la versión actual se elimina este factor, se extirpa el (no tan) velado mensaje crítico a las políticas públicas de los Estados de esa época y sólo queda la trepidante acción. La verdad es que este remake de El Vengador del Futuro (como eligieron llamarla para estos mercados hispanohablantes) prefiere dejar de lado las posibilidades narrativas sobre regímenes totalitarios, lucha de clases, apocalipsis, juegos mentales y terrorismo para centrarse en lo que le importa a las películas veraniegas (es verano del hemisferio norte): explosiones, persecuciones a pie entremedio de edificios y calles estrechas, choques y destrucción de futuristas automóviles, disparos y más explosiones. Lo bueno, es que la película lo hace bien.

El matrimonio perfecto

Como les decía, nada tiene de malo una película que se asume como entretenimiento desechable y trata de hacerlo lo mejor que puede. La película se ve muy bien, se nota el cuidado y esfuerzo en los efectos especiales y el diseño de producción. Las secuencias de acción son inventivas y aprovechan el estupendo diseño de producción para entregar persecuciones y balaceras genuinamente entretenidas. Los efectos especiales digitales son asombran y se nota que es ahí donde pusieron todo el esfuerzo.

Los actores están bien. El protagonista tiene la cara y la intención de mostrarse como un tipo común y corriente, un obrero, pero igualmente un héroe imposible, y es interpretado por un tipo que ya ha demostrado su valía en cintas de acción. Lo mismo puede decirse de Kate Beckinsale y Jessica Biel, ambas actrices muy capaces en este tipo de cintas. De hecho, uno lamenta que la confrontación entre ambas mujeres sea tan corta, porque demuestran que pueden patear traseros a lo largo de la cinta, especialmente Beckinsale. Es más, Beckinsale hace el argumento de que puede hacer películas de acción fuera de su franquicia Inframundo.

En fin, Total Recall es una cinta de acción. Entretiene y ofrece el suficiente valor agregado para quienes disfrutan de ese tipo de cintas como para merecer un viaje al cine. ¿Alguien estaba esperando algo más?

Notas, comentarios y espoilers:
– El domingo pasado se suicidó Tony Scott. El tipo era un eficiente obrero del cine comercial, pero su importancia para el cine de acción hollywoodense no ha sido justamente valorada. Cuando muchos reconocen un estilo Bruckheimer, donde todas las películas producidas por Jerry Bruckheimer se ven iguales (Top Gun, Días de Trueno, La Roca, Con Air, Armaggedon, Gone in 60 Seconds y un largo etcétera), yo postulo que en realidad fue Tony Scott quien dio con ese look muy definido. Su pasado como director de comerciales fue lo que finalmente lo puso a dirigir Top Gun, una taquillera cinta que no sólo definió cómo se verían los blockbusters de acción de ahí para adelante sino que tiene las mejores secuencias de combate aéreo jamás filmadas (y todavía no superadas) y, por si fuera poco, hizo de Tom Cruise una estrella. Tony Scott influyó a mucha gente, entre ellos el director de esta cinta y esa influencia se puede apreciar especialmente en las secuencias de acción y el uso de filtros por el director de fotografía. El lunes pasado quise ir a ver Total Recall como una suerte de homenaje a un director decidamente comercial, pero infinitamente entretenido. O sea, Top Gun, Marea Roja, Man on Fire, Spy Games y Unstoppable son ejemplos de películas de acción y True Romance es un clásico de los 90. Un grande. Quizás algún día pueda ver de nuevo esas películas y escribir sobre ellas.
Kate Beckinsale es la esposa del director de esta cinta. Debe ser incómodo ver cómo el protagonista la besa delante de tu cámara. O quizás no, tal vez sea excitante. Vaya a saber uno.
– Hace su aparición la chica de tres pechos.

3 comentarios en “Total Recall (2012)

  1. Muy buena la película, entretenida. La ambientación de la película también tiene un aire a Blade Runner (un barrio chino gigante con lluvia y de noche).

    Ah, y no se ve la imagen ahahaha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s