The Raid: Redemption (2012)

The Raid

Son contadas las ocasiones en que nos llega una película de acción como The Raid: Redemption, un festival de acción sin pausa, cuerpos maltratados que te hacen pensar que quizás ese doble que acaba de recibir un golpe imposible realmente murió después de recibirlo, una orgía de machetes, armas de fuego, explosiones y caídas libres. The Raid: Redemption es la cinta de acción que estábamos esperando.

La película comienza con el personaje principal, Rama, ejecutando dos de sus rutinas diarias: despedirse de su embarazada esposa y sus ejercicios. Apenas con esos pocos minutos el director nos da a entender que cuando las cosas se pongan malas (malas level: infierno) nuestro héroe tendrá la habilidad y, quizás más importante, la motivación para salir adelante. Rama no lo sabe todavía, pero tanto la motivación como su prodigiosa habilidad con las artes marciales le servirán de mucho en un día que irá de mal en peor en infernal para terminar en imposible. El tipo debería pedir vacaciones inmediatamente.

El director Gareth Evans (un galés dirigiendo una cinta de acción en indonesia) no pierde mucho tiempo y nos introduce a los policías camino a una misión que se intuye peligrosa: sacar a un mafioso del edificio en el que está escondido. Por supuesto, no es nada fácil, ya que muchos han intentado lo mismo (policías y pandillas enemigas por igual) y ninguno lo ha logrado. Es que el tipo ejerce un férreo control sobre el edificio y sus habitantes, la mayoría de ellos delincuentes. Además, esta es una misión secreta, por lo que sus superiores no tienen idea de que lo van a intentar.

Lo que nos gusta de The Raid es que el director pisa el acelerador y no lo suelta hasta el final. Los policías entran al edificio y ya no podrán salir. La misión que era sacar a un peligroso mafioso se transforma en sobrevivir y salir de ese edificio como sea. Lo que se suponía era una misión peligrosa toma la forma de una trampa mortal cuando los policías son descubiertos y todo el edificio se vuelve en su contra. Y la película hace de todo para mantenerte del lado de los policías, incluso cuando las chances de sobrevivir son casi nulas.

The Raid es una asombrosa cinta de acción, que probablemente sea más influyente de lo que parece a simple vista. Y en realidad uno desearía que más cintas, especialmente de hollywood, adoptaran la sencilla filosofía (ya adelantada por las cintas de Bourne) que lleva The Raid: secuencias de peleas coreografiadas con especial preocupación por las cámaras que las filmarán, dejando que éstas capturen todos los movimientos de los actores, los golpes, quejidos y contorsiones de dolor, además editándolas con paciencia y con planos más largos que permiten apreciar el trabajo y habilidad de quienes están peleando.

Lo que hipnotiza de esta cinta son sus peleas estupendamente ejecutadas y filmadas en toda su violenta gloria. La cámara te lleva cerca de los cuerpos de los delincuentes y los policías haciendote sentir cada una de las patadas, codazos, rodillazos, puñetazos y cuchillazos. Cuando los tipos golpean con rabia y desesperación uno puede sentirlas. Los golpes adquieren una dimesión física que te transporta al lado de los actores y a sentir cada uno de los golpes. Además, la cámara nunca está quieta, pero siempre adaptandose a los reducidos espacios y deja que los planos duren lo que tienen que durar y, en ocasiones, desafiando incluso la gravedad. Esto nos hace apreciar mejor cada uno de los movimientos de quienes están combatiendo. Eso es mérito del director de sus actores y de todo el equipo que está detrás de la cinta. Y lo mejor es que la cámara no se intimida y te muestra todo eso en gloria y majestad.

Ouch!

Pero nada de eso sería disfrutable si la cinta no tuviera un ritmo endemoniado. La película nunca te suelta, estructurada de una forma que va aumentando el ritmo y las apuestas con cada escena de pelea hasta llegar a la última de las confrontaciones. La adrenalina provocada a lo largo de toda la cinta todavía está en tu cuerpo cuando la última pelea ha terminado, dejandode con ganas de más. Ya quiero verla de nuevo.

Notas, comentarios y espoilers:
– Esta es una película de género y como tal puedo entender que alguien que no disfrute de las cintas de acción/peleas la encuentre insatisfactoria o fome. Eso está bien. Al menos como cinta de género, The Raid: Redemption es lo mejor que hemos recibido en años. Sí, años.
– Los gringos ya están preparando el remake, pero no sé de dónde van a sacar a alguien tan flexible y bueno para repartir combos como Iko Uwais.
– Otra de los gringos: El título original de la cinta era The Raid, pero cuando adquirieron los derechos de distribución lo cambiaron por “The Raid: Redeption”. No me queda claro dónde está la redención en la cinta.
– Hace rato que no veía una película de acción que me entusiasmara tanto. La última fue Flashpoint, con Donnie Yen.
– Vean este trailer de la cinta protagonizado por gatos… de plasticina. http://www.youtube.com/watch?v=y_z3EBalwI4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s