Películas: 21 Jump Street

Comentando Las Aventuras de Tintín pensaba en cómo hay películas en que se nota que los responsables de ella se han divertido haciéndola. Existen ciertos filmes traspasan esa sensación a través de sus escenas, la forma de actuar de sus protagonistas, el guión y, naturalmente, la labor del director.

Una de esas películas es 21 Jump Street, una suerte de remake de una popular serie de televisión de los ochenta. Esta vez seguimos a dos novatos policías (Channing Tatum y Jonah Hill) que, recién salidos de la academia estropean un arresto porque no le leen la declaración de derechos al detenido y como castigo los envían a 21 Jump Street, un antiguo programa de infiltración que está siendo revivido para ayudar a desbaratar una red de tráfico de drogas en escuelas. Es ahí que los protagonistas son enviados de vuelta a la escuela y deben hacerse pasar por estudiantes.

La trama no es realmente original, después de todo es un remake, por lo que los responsables desde un comienzo se enfrentan a la dificultad de presentar un producto fresco a partir de elementos archiconocidos: la pareja dispareja de policías, la vuelta a la juventud/colegio, etc. Una forma es introducir detalles a la fórmula que bien laborados pueden resultar en una buena película (como lo refrescantes para las películas de acción y de policías fueron Arma Mortal, Die Hard ó 48 Horas). Y otra opción es abordar el desafío con la suficiente claridad para reírse de una idea que en realidad es bastante absurda.

En 21 Jump Street los realizadores deciden de los clichés de las películas de parejas disparejas de policías, de la idea que dió origen al show de tv y, lo mejor de todo, de su misma condición de remake. Cuando las cintas deciden reírse de sí mismas y no de sus espectadores es cuando logran la mayor cantidad de risas. Por ejemplo, escenas muy chistosas (el montaje de las etapas por las que pasan los policías cuando prueban la droga es hilarante) que juegan con la idea de subvertir las ideas preconcebidas de nerds, chicos populares, policías, drogas, etc., y los detalles lo hacen aún mejor (el jefe de policía interpretado por Ice Cube es el típico jefe de policía irascible y de poca paciencia, se llama Dickson y es realmente muy idiota).

El par de policías protagonistas son muy torpes y están más preocupados de revivir los viejos días de la escuela, uno porque ahora es popular cuando antes no lo era y el otro porque mientras era popular era realmente tonto y ahora es amigo de los inteligentes. Llegar a 21 Jump Street no sólo resulta una segunda oportunidad para volver a ser policías (curiosamente a través de una labor en que tienen que ser cualquier cosa menos policía), sino también para revivir los años del colegio que, la verdad, no fueron muy amables para ninguno de los dos. Es por esto que pierden un poco el foco y se preocupan más de una chica (Hill) o de interpretar con demasiado compromiso el papel de estudiante.

Pero a pesar de todo, de las peleas entre compañeros y de su notable torpeza a la hora de hacer trabajo realmente policíaco (como las persecuciones y vigilancias), los compañeros logran derribar al grupo que le vende la droga a los estudiantes y haciendolo con risas entremedio. La película incluso se da el tiempo de cerrar el ciclo con el show de tv que le dió origen con el inevitable cameo de Johnny Depp, que es hilarante.

Si bien se desinfla un poco hacia el final, en favor de una secuencia más relacionada al cine de acción que a lo que veníamos viendo antes, no es suficiente para quitar la sonrisa. ¿Quién iba a pensar que de un remake de una añeja serie de tv iba a salir una comedia-acción perfectamente disfrutable y hasta chistosa? ¿Quién diría que el cabeza de músculo iba a tener capacidad para la comedia?

Notas espoilerísticas:
– Las mejores secuencias de la película son las que se alimentan de la química entre los dos protagonistas, especialmente cuando mezclan acción y comedia.
– Brie Larson, guapa, la última vez que la vimos de Envy en en Scott Pilgrim vs de World.

Hay diálogos enteros que merecen ser citados. Algunos en sí mismos y otros por la gracia con que los actores los recitan:
Schmidt: When did I get stabbed? That’s awesome!

Jenko: [while passing different cliques] Those are jocks, those are nerds…
[passes hipsters]
Jenko: I don’t know what those are…
Schmidt: What the fuck are those things?

Jenko: Fuck you, Glee!

Jenko: You have the right to suck my dick, motherfucker.

Captain Dickson: Hey! stop fucking with Korean Jesus! He ain’t got time for your problems! He’s busy… with Korean shit!

Captain Dickson: Get your… motherfucking ass up when I’m talking to you! I know what ya’ll thinking. Angry black Captain. It ain’t nothing but a stupid stereotype. Well let me tell you something, I’m black, and I worked my ass off to become Captain, and sometimes I get angry. So suck a dick!

2 comentarios en “Películas: 21 Jump Street

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s