No existe fundamento racional para prohibir el matrimonio homosexual.

Probablemente recuerden la infame Proposition 8, la ley que en el Estado de California, EEUU, prohibió el matrimonio homosexual. Pues esta ley fue cuestionada y la decisión del Juez Federal Vaughn R. Walker finalmente la derribó declarando que constituye una violación a la Enmienda 14 de la Constitución.

Puedes leer la sentencia (son 138 páginas), pero algunos párrafos son para imprimirlos y enrostrarselos a quienes se dedican a postular que el matrimonio es entre un hombre y una mujer porque sí, porque siempre ha sido así o porque derechamente le tienen miedo a los homosexuales.

Básicamente, lo que señala Vaughn R. Walker es que no existe una base racional para prohibir el matrimonio homosexual. Tal cual. Cero argumento. Nada. Zip.

[Traducción libre]

La proposición 8 fracasa en proporcionar algún tipo de base racional para excluir a gay y lesbianas de la posibilidad de obtener una licencia de matrimonio. La evidencia demuestra que la Proposción 8 no hace más que incorporar en la Constitución de California la noción de que las parejas heterosexuales son superiores a las homosexuales. Y porque California no tiene interés en discriminar en contra de gays y lesbianas y porque la Proposición 8 le impide a este Estado cumplir con su obligación constitucional de proporcionar licencias matrimoniales en igualdad, la Corte concluye que la Proposición 8 es inconstitucional.

En la ausencia de una base racional, lo que queda es la inferencia, ampliamente apoyada por la evidencia, que la Proposición 8 fue diseñada con la idea de que las parejas homosexuales simplemente no son tan buenas como las heterosexuales. Si esa idea se fundamenta en una percepción de que la homosexualidad es inmoral, en animadversión en contra de Gays y Lesbianas o la simple creencia de que la relación entre un hombre y una mujer es inherentemente mejor que la que se puede dar entre dos hombres o dos mujeres, esa idea no constituye una base adecuada sobre la cual legislar.

La desaprobación moral de la homosexualidad no constituye una base apropiada sobre la cual denegar derechos a Gays y Lesbianas. La evidencia demuestra que la Proposición 8 incorpora en la Constitución, sin ninguna Razón, una visión moral limitada a un grupo de personas de que las parejas homosexuales son inferiores a las heterosexuales.

[FIN]

Es cierto que se trata de legislación comparada, pero lo importante es que un Juez Federal republicano y nombrado por G. W. Bush supo ver que la prohibición del matrimonio homosexual es una cuestión de igualdad de derechos y que ante ello nada pueden hacer las consideraciones morales que se pueden tener sobre la homosexualidad, especialmente si son formuladas desde la religión. Como para aplicar lo mismo acá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s