Muddy Waters – Hoochie Coochie Man

Ya lo he dicho antes, creo, pero hay algo en el blues, algo que no encuentro en ningun otro estilo musical. Tal vez tenga que ver con su posición en la historia de la música popular, quizás sean esas malditas notas, hipnóticas notas, que me hacen imaginar movimientos de caderas… Tal vez mi fascinación por el blues pase por esa facilidad que tienen los grandes guitarristas, esos maestros, para mover los dedos, para tocas las cuerdas en el lugar y el momento preciso, exprimiéndoles un sonido único, el sonido perfecto, esa nota que sólo puede seguir a la anterior, formando una secuencia adictiva, pegajosa, viva, que sigue en tu cabeza aunque trates de sacarla.

Cualquiera que escuche ahora este tema de Muddy Waters probablemente ya ha escuchado esa melodía. Quizás no recuerde en qué lugar o época la escuchó. Pero no importa. Por mi parte, el Blues, el género, el estilo musical, es de los pocos que puedo escuchar a cualquier momento del día, en cualquier ocasión, en cualquier etapa de mi vida, tenga 14, 25 o 50 años (que aún no cumplo, pero vamos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s